shutterstock_32336953
Washington Area Women's Foundation

¡Celebrando nuestra latinidad todo el año!

Celebrar nuestra latinidad, durante el mes de la herencia hispana, después del tiroteo de El Paso, se siente casi como un pequeño motín. Casi cómo rebelarse y decir “estamos aquí para quedarnos, somos increíbles, y hacemos de Estados Unidos un mejor país con nuestra alegría, nuestra risa sin censura, nuestra comida y nuestro color.” También es decepcionante que tengamos que leer sobre nuestras tradiciones, nuestro idioma y nuestra historia prácticamente sólo uno de los doce meses del año.

La falta de representación de los Latinxs en los principales medios de comunicación del país, por dar un ejemplo, es de considerarse. Pocos medios incluyen nuestras voces y nuestras historias, y cuando lo hacen, se enfocan casi exclusivamente en la experiencia de los Latinxs en un contexto de seguridad nacional, violencia, y conflicto en la frontera.

Cuando no es el mes de la herencia hispana, hay pocos artículos sobre nosotros, nuestra diversidad, nuestras contribuciones a la vida estadounidense, nuestro espíritu emprendedor y nuestro compromiso con la escuela y el trabajo. Si no nos esforzamos para cultivar un rango más representativo de nuestras experiencias y contribuciones, sólo estamos contribuyendo a perpetuar una narrativa despectiva y obsoleta sobre nosotros mismos.

No es de sorprenderse que, en el Distrito de Columbia, el 41 por ciento de las jóvenes latinas reportan tristeza o desesperanza a tal grado que dejaron de hacer algunas de sus actividades habituales, y alrededor del 23 por ciento consideró seriamente intentar suicidarse en el 2017. A veces, la retórica negativa que nos rodea impregna nuestro entendimiento sobre quiénes somos, cuáles son nuestras contribuciones, y qué somos capaces de hacer.

latinxdemographics-01

El plan de acción de nuestra iniciativa de mujeres jóvenes (YWI por sus siglas en inglés) plantea recomendaciones de mujeres jóvenes de color—incluyendo jóvenes Latinas—que viven en DC con el objetivo de cambiar prácticas y políticas públicas que obstaculizan su capacidad para prosperar. Durante el 2017 y el 2018, La fundación de las mujeres facilitó conversaciones y entrevistas con chicas de color y miembros de la comunidad para entender qué barreras enfrentan y conocer qué soluciones proponen.

Una de las recomendaciones del plan de acción de YWI que propusieron las jóvenes, es cambiar la narrativa que se escucha sobre las chicas de color hoy en día, y cultivar su sentido de pertenencia a la comunidad. ¡Esta es una de mis recomendaciones favoritas! A veces esperamos que la próxima generación de Latinxs sea exitosa, aun cuando los planes de estudio en el colegio no incluyen lecturas con las que puedan identificarse con los autores o los personajes, cuando poquísimos programas de televisión representan familias Latinas, o cuando los profesores están con frecuencia pidiéndoles que hablen, vistan y escriban de cierta manera. Hay una infinidad de mensajes alrededor de nuestra juventud que constantemente refuerzan la idea de que no pertenecen a esta sociedad.

Estados Unidos está experimentando un cambio demográfico importante y los Latinxs son ya la segunda etnicidad más grande en el país.  En menos de 25 años, más de un cuarto de la población será de origen hispano. Estamos en una encrucijada y es momento de dejar de centrar la cultura blanca para elevar quiénes somos, resaltar nuestros logros y celebrar nuestra latinidad todos los días del año. Hoy tenemos la oportunidad y responsabilidad de crear espacios en los que nuestra juventud—y nosotros mismos—pertenezcan, y en los que puedan sentirse identificados y validados.

Si la próxima generación de Latinxs escucha una nueva narrativa de quiénes son, si cultivamos su sentido de pertenencia a este país, si hay más y mejor representación en los medios de comunicación, será entonces tal vez cuando tengamos más Latinxs trabajando en la filantropía, siendo dueños de pequeños negocios, encabezando organizaciones sin fines de lucro, dirigiendo políticas públicas y administrando negocios. Esto es lo que yo espero para mi hijo, Alejandro, un pequeño mexicoamericano que nació aquí, y está aquí para quedarse.

Alex (Claudia Williams' Son)

Alex (el hijo de Claudia Williams)

Claudia Williams es orgullosamente Latina y oficial de programas en Washington Area Women’s Foundation, donde contribuye a la elaboración y ejecución de la estrategia de programas y gestiona la iniciativa de mujeres jóvenes de Washington, DC.

 

Celebrating Latinxs All Year Long!

Celebrating our Latinidad this year during #HispanicHeritageMonth, in the wake of the El Paso shooting feels almost like a little mutiny. Almost like an uprising in which we’re saying, “we are here to stay, we are awesome, and we make this country a better place with our joy, our unapologetic laughter, our foods, and our color”. It also feels disappointing that we have to read about our traditions, our language, and our history one out of the twelve months of the year.

The lack of representation of Latinxs on mainstream media, for example, is noteworthy. Few outlets include our voices and stories, and most of mainstream media focuses almost exclusively on Latinxs’ experiences against a backdrop of national security, violence, and border conflict.

When it is not #HispanicHeritageMonth, there are few features about us, our diversity, our contributions to the American life, our entrepreneurial spirit, or our engagement with school and work. Failing to advance a more representative range of stories about our experiences only contributes to perpetuating derogatory and inaccurate narratives about ourselves.

It is no wonder that in DC, 41 percent of young Latinas felt sad or hopeless so that they stopped doing some usual activities, and about 23 percent seriously considered attempting suicide in 2017. Sometimes, the false narratives permeate our own understanding of who we are, what we bring to the table, and what we are capable of achieving.

The Blueprint for Action of the Young Women’s Initiative outlines recommendations by young women of color with the objective to shift local policies and practices in the District of Columbia in support of young women’s ability to thrive. During 2017 and 2018, The Women’s Foundation facilitated conversations and conducted interviews with young women of color and community members to understand barriers to success and propose recommendations to improve the experience of young women of color.

latinxdemographics-01

One of the recommendations of the Blueprint for Action is to shift narratives and cultivate belonging. I love this recommendation! Somehow, we hope the next generation of Latinxs is successful even when the school curriculum excludes writings and teachings from Latinxs authors, when very few TV programs represent Latinxs families, and when professors with frequency ask them to dress or talk a “certain way.” There is a myriad of subtle messages about Latinxs that are constantly reinforcing the idea Latinxs do not belong to this society.

The US is undergoing a demographic shift, and Latinxs are now the second largest ethnic group in the country. In less than 25 years, we will be close to a quarter of the US population. We are at a crossroads where it could not be timelier to move away from centering whiteness and to lean in to who we Latinxs are, to highlight our achievements, to celebrate our Latinidad every day of the year. We have the opportunity and responsibility to create spaces and opportunities for our youth—and for ourselves—to belong, to feel validated, and to connect.

Alex (Claudia Williams' Son)
Alex (Claudia Williams’ Son)

If the next generation of Latinxs hears a new narrative of who they are, if we cultivate their belonging to this country, maybe then we will have more Latinxs working in philanthropy, owning business, running non-profits, and directing public policy. This is my hope for my son, Alejandro, a little Mexican American who was born here and is here to stay.

Claudia Williams is a proud Latina and a Program Officer at Washington Area Women’s Foundation where she contributes to crafting and executing program strategy and manages the Young Women’s Initiative of Washington, DC.